SHS

“Crimen de El Calabozo, a 30 años de una masacre” en El Salvador

En Agosto de 1982, uno de los mayores operativos militares desplegados en El Salvador, es la operación denominada “Teniente Coronel Mario Azenón Palma” donde participaron batallones  como Atlacatl, Ramón Belloso y Atonal, así como tropas del destacamento militar Número 2 y la Quinta Brigada de Infantería, entre otros.

Redacción Voces

La operación incluyó persecución a civiles, torturas, violación y agresión sexual a niñas y mujeres, asesinatos que fueron ejecutados como estrategia para sembrar el horror y el miedo en San Vicente, en los municipios de San Esteban Catarina, Santo Domingo, San Sebastián, Santa Clara y San Lorenzo.

Fue la mañana del 22 de agosto que se cometió la matanza más grande, en una hondonada conocida como “El Calabozo”, a la orilla del río Amatitán, donde cientos de personas buscaron refugio al ser perseguidas y perseguidos por soldados en helicópteros y aviones de la Fuerza Aérea.

Se inició proceso penal en el año de 1992 ante el Juzgado de Primera Instancia de San Sebastián en el que se pide que se practique la inspección en el lugar de los hechos, se practique la exhumación de los restos, se realice el reconocimiento médico legal que ordena la ley, se citen a testigos y se sancionen a los que resultaren culpables.

Se realizan las diligencias, pero se archiva el caso el 22 de marzo de 1999, debido a que “No se ha establecido la verdadera identidad del sujeto o sujetos activos del hecho en comento”, y se determina “archívese el presente proceso penal, sin perjuicio de reabrirlo en caso que aparecieran elementos de juicio que así lo ameriten”.

El 27 de Septiembre de 2006 interponemos escrito por medio de nuestro apoderado, para querellar y acusar, por los delitos de Asesinato, actos de terrorismo, daños agravados, otros estragos, robo y privación ilegal de libertad tipificados en Código Penal anterior.

A partir del escrito, el tribunal corre traslado solicitando a Fiscalía General de la República (FGR), de sus observaciones, a lo que la FGR emite observaciones y dice que: “[…]de acuerdo a la normativa penal derogada, la acción penal ya prescribió y aún con la nueva normativa ya se establecen también los parámetros de la prescripción[…]”.

Como Sobrevivientes y familiares de víctimas de la masacre de El Calabozo, sabemos que este caso no ha prescrito, porque se trata de un crimen de lesa humanidad que ha afectado nuestras realidades violentando nuestros derechos como la vida, la integridad, la dignidad y el acceso a la justicia; que la ley de amnistía absoluta emitida en 1993, no puede aplicarse a ciertas categorías de crímenes, por prohibición constitucional y por oponerse a tratados internacionales de derechos humanos vigentes en El Salvador.

Ya la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha dispuesto, por vía jurisprudencial, que las amnistías no pueden derogar o quitarle eficacia a los derechos fundamentales de las personas y su aplicación supondría una violación a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otras disposiciones internacionales que constituye Leyes de la República en virtud del artículo 144 de la Constitución de la República de El Salvador.

Al respecto se ha pronunciado la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual ha establecido en el caso concreto de El Salvador: “que son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos tales como la tortura, las ejecuciones sumarias, extra legales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos”.

Ante estos y otros fundamentos, en el año 2010 hemos interpuesto denuncia ante la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos y una demanda de amparo ante la CSJ, que al momento no han tenido eco o quizá es un tema de último orden de importancia dentro de los despachos.

A 30 años de la Masacre de El Calabozo, reivindicamos nuestros derechos fundamentales como seres humanos, personas salvadoreñas que hemos aportado al desarrollo de este país, que buscamos un mejor nivel de vida, queriendo construir un país sin guerra, en verdadera paz, con dignidad.

Hoy, al mismo tiempo de que marcamos el 30º aniversario de este terrible crimen acá en El Salvador, activistas de Amnistía Internacional de todas partes del mundo estarán expresando su solidaridad con nosotros, y apoyando nuestras demandas en la exigencia de verdad, justicia y reparación.

Por todo lo antes expuesto los familiares de las víctimas que el Presidente de la República se manifieste públicamente sobre los hechos ocurridos en la Masacre, se incorporen medidas específicas dentro de un programa de reparación integral con enfoque de género que beneficie a sobrevivientes y familiares de víctimas de la masacre de El Calabozo.

De igual forma, solicitan a la Fiscalía General de la República (FGR) haga una investigación exhaustiva de los
delitos cometidos en contra de las víctimas de esta masacre y se desencuadren de la visión penalista, dando paso a la aplicación de tratados internacionales de protección a  los derechos humanos.

Solicitan a la Corte Suprema de Justicia resuelva respecto a incidentes dentro del procedimiento, admita la demanda de amparo y resuelva conforme al análisis amplio de los derechos humanos.

Al mismo tiempo exigen a la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos, determinar  mediante resolución sobre las peticiones de investigación sobre diligencias y  actuaciones de las instituciones en el caso.

 

 

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

Powered by WordPress | Designed by: Atomic Server
Creado por: Fundación Comunicándonos | Diseño: Bidu Studios