Bolivia inaugura su planta de energía solar más alta del mundo situada en el departamento de Oruro (oeste) lo que incrementa el sistema nacional a 100 megavatios.

En una ceremonia celebrada el miércoles en Oruro, a más de 3,700 metros sobre el nivel del mar, el presidente Bolivia, Luis Arce, junto al vicepresidente, David Choquehuanca y otros funcionario, inauguró el inicio de operaciones comerciales de la fase II de la Planta Solar Fotovoltaica Oruro —de 50 megavatios (MW)— que junto a los 50 MW de la fase I se inyectará al Sistema Interconectado Nacional (SIN) una potencia de 100 MW de energía limpia renovable.

Es muy importante para nosotros inaugurar esta planta que fue abandonada, dejada, por un gobierno de facto al que no le interesaba el pueblo”, dijo el jefe de Estado boliviano.

Asimismo, el mandatario aseguró que dicha planta solar representa una parte del “doble desafío” que tiene su Administración, es decir, proteger el medioambiente y desarrollar la economía del país que entró en una crisis grave durante el mandato de la expresidenta de facto Jeanine Áñez, así como enfrentar a pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Deja una respuesta