Pastor Alape, delegado del partido ante el Consejo Nacional de Reincorporación, habló el dolor causado en el departamento especialmente a las familias de dos expolíticos secuestrados y asesinados a manos de la antigua guerrilla en 2003.

“A nombre de todos los antiguos exguerrilleros de las Farc, nuestra solicitud de perdón ante el dolor causado al pueblo antioqueño en esta confrontación”, ese fue parte del discurso que Pastor Lisandro Alape Lascarro, exguerrillero y hoy miembro del partido FARC, expresó en la mañana de este miércoles ante sesión extraordinaria de la Asamblea de Antioquia. «Desde esta duma que representa la lucha por la democracia paisa quiero reiterar a nombre de todos los antiguos exguerrilleros de las FARC nuestra solicitud de perdón ante el dolor causado al pueblo antioqueño en esta confrontación» añadió Alape.

En abril del 2002, el exgobernador Guillermo Gaviria y su entonces asesor de paz, Gilberto Echeverry  fueron secuestrados cuando adelantaban una marcha por la paz en el municipio de Caicedo (Antioquia) y, un año después, fueron asesinados por orden de Jesús Agudelo, conocido en la guerra como El Paisa, en medio de un fallido operativo por el Ejército para rescatarlos. Durante el año que permanecieron en cautiverio, el país se unió a una movilización nacional para buscar su liberación; de hecho, el año de su muerte, Yolanda Pinto, la viuda del exgobernador Gaviria lo postuló al Premio Nobel de Paz.

En su intervención también fue enfático en la necesidad de eliminar los estereotipos de la “cultura paisa” que por décadas han cargado por su historia con actores armados y narcotráfico. “Tenemos que sacudirnos para desmontarnos ese estigma, y eso solo lo podemos hacer con actos concretos en búsqueda de abrir caminos de diálogo”, mencionó.

Deja una respuesta