Paraguay no solo atraviesa por la crisis sanitaria por COVID-19, a todo esto se suma el fenómeno “La Niña” que trae consigo escasez de lluvia, sequía y el descenso del río que afecta inclusive la economía del país.

A finales de septiembre, por ejemplo, la localidad de Pozo Hondo, en el departamento de Boquerón, alcanzó 45,5°C, la temperatura más alta a nivel nacional registrada desde 2009. Más adelante, el país suramericano registró nueve récords históricos de temperatura en un solo día, el 1 de octubre, según la Dirección Nacional de Meteorología e Hidrología. En Puerto Casado, departamento norteño de Alto Paraguay, alcanzó los 42,4° C, la temperatura más alta en los últimos 35 años.

Según Asmad Dami, pronosticador de turno de la Dirección de Meteorología, para mañana se esperan algunas tormentas eléctricas, pero con escasez de lluvia. Anunció que al menos hasta diciembre seguirá la falta de precipitaciones. “Por lo menos hasta diciembre habría este déficit de precipitaciones a nivel país”, dijo en contacto con Universo 970 y canal Gen. 

Asimismo, las altas temperaturas facilitaron la temporada de incendios en Paraguay, que este año registra más de 12.000 focos de incendios alrededor del territorio nacional y que ha llevado al Congreso paraguayo a declarar la situación de Emergencia Nacional.

Incluso la activista sueca Greta Thunberg replicó en su cuenta de Twitter la situación. «Paraguay anuncia estado de emergencia para luchar contra los cientos de incendios ocasionados por temperaturas récord», escribió.

Deja una respuesta