El asesinato de los líderes sociales se ha convertido en otra pandemia en Colombia, donde la espiral de violencia sigue en aumento en este país.

Organizaciones sociales de Colombia condenaron una masacre ocurrida el domingo en el departamento de Antioquia (norte), donde un grupo de criminales asaltó una vivienda, asesinando a dos hombres y una mujer de una misma familia. Se trata de la segunda masacre del año 2021 en el país suramericano.

Por otro lado, comunicaron el hallazgo en el río Cauca del cuerpo sin vida de un parcelero desaparecido por paramilitares y el deceso de dos jóvenes en un campo minado en Policarpa (Nariño, en el suroeste de Colombia), así como el asesinato de dos líderes sociales en los municipios de Cáceres e Ituango (Antioquia).

Es más, un grupo de hombres armados ejecutó, en Ituango, al campesino Afredo García, miembro de la Asociación de Campesinos de Ituango (ASCIT), quien había sido amenazado y señalado por grupos paramilitares.

Deja una respuesta