El presidente Martín Vizcarra de Perú fue acusado por el Congreso el lunes, y la votación se produjo en medio de una devastadora pandemia de coronavirus y solo unos meses antes de las elecciones presidenciales.

La moción de la oposición para destituir al presidente por presunta corrupción fue apoyada por 105 de los 130 legisladores de Perú, más de los 87 votos necesarios para la destitución. Perú tiene un sistema unicameral y la votación del lunes representó la decisión final del Congreso.

Vizcarra dijo que aceptaría la votación, no emprendería ninguna acción legal y dejaría el palacio presidencial. “Declaro que sin estar de acuerdo con la decisión, hoy dejaré el palacio presidencial e iré a mi casa”, dijo, flanqueado por su gabinete. “La historia y el pueblo peruano juzgarán las decisiones que tome cada uno de nosotros”.

Se espera que Manuel Merino, el presidente del Congreso, asuma la presidencia hasta julio de 2021, cuando el mandato de Vizcarra debía terminar. Es el segundo intento en los últimos dos meses de derrocar al presidente. Vizcarra, de 57 años, ha negado anteriormente las acusaciones de que aceptó sobornos por valor de 2,3 millones de soles (640.000 dólares; 487.000 libras esterlinas) cuando era gobernador de la región sureña de Moquegua.

Vizcarra asumió la presidencia en marzo de 2018 después de que su predecesor en el cargo, Pedro Pablo Kuczynski, renunciara en medio de acusaciones de compra de votos. Ha estado envuelto en una amarga batalla con el Congreso, que está dominado por partidos rivales, desde que asumió el cargo.

La pelea de poder empezó el año pasado: el presidente Vizcarra disolvió el Congreso con el argumento de que los legisladores estaban obstruyendo su agenda anticorrupción. En enero se eligió un nuevo Congreso, pero la tensión sigue siendo alta entre el legislativo y el ejecutivo, y Vizcarra acusó a los legisladores de fomentar «el caos y el desorden». La misma clase de moción que se realizó este lunes, fue también llevada a votación de juicio político el 18 de septiembre de este año pero estuvo muy lejos de obtener los votos necesarios cuando solo 32 legisladores votaron a favor de la destitución de Vizcarra.

Las elecciones presidenciales están programadas para abril de 2021 y la Constitución prohíbe a Vizcarra postularse para un segundo mandato.

Deja una respuesta