Petróleos Mexicanos (Pemex) recibirá una compensación millonaria por un caso de desfalco.

El combate a la corrupción y el caso Odebrecht dieron un giro esta semana cuando Petróleos Mexicanos aceptó el acuerdo reparatorio por 219 millones de dólares que ofreció la defensa del empresario Alonso Ancira, involucrado por supuestos sobornos que habrían llegado a cuentas de la constructora brasileña.

Las repercusiones del desfalco a la petrolera estatal Pemex han afectado desde el aumento de los precios de los combustibles y la electricidad, hasta el campo y la industria alimentaria. Mientras que la discusión más amplia se da en el Congreso, donde se debate sobre el futuro de las empresas productivas del estado relacionadas con la seguridad energética como Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, frente a sexenios de corrupción y despojo.

El exsocio mayoritario de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, se encuentra frente a la justicia por vender con sobreprecio una planta de fertilizantes chatarra y por incurrir en un delito al entregar sobornos de 3.5 millones de dólares al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Esta semana, Ancira fue vinculado a proceso por lavado de dinero en la venta de Agronitrogenados, y mientras que el proceso se mantiene en receso, también se detallan los pormenores del acuerdo con la petrolera.

Deja una respuesta