En Honduras la ciudadanía continúa con su exigencia de la salida del poder del presidente Juan Orlando Hernández.

Los hondureños exigen la salida de su presidente, a poco tiempo de cumplirse un año de concretarse la estafa en la compra de supuestos hospitales móviles para atender pacientes de la COVID-19

Este tipo de pancartas y mensajes se pueden ver por todo el territorio hondureño. Los ciudadanos están cansados del actual gobierno; quien nunca habilito la promesa de 94 hospitales para pacientes de la COVID-19.

Las afueras de los supuestos hospitales móviles en Tegucigalpa se han convertido en un punto de protesta para la población. Quienes también exigieron la libertad de los presos políticos.

Casi un año después de pagados los hospitales móviles, dos pacientes leves del virus fueron ingresados a las instalaciones.

La ciudadanía considera que el ingreso de estos dos supuestos ingresos de pacientes de la COVID-19 son solo una estrategia para callar las criticas.

El oficialismo logró bloquear el juicio político en el Parlamento, al lograr acuerdos con otras facciones de partidos opositores, pero el rechazo el masivo.

Todas las semanas se organizan acciones sociales contra Hernández, algunas con alta participación.

Deja una respuesta