Una de las leyes aprobadas recientemente en Nicaragua expone al sistema financiero nacional a lo que los expertos consultados por la Voz de América califican como «una catástrofe que golpearía devastadoramente la economía de los nicaragüenses».

La ley de Adición y Reformas a la Ley de Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias se ha sumado a una avalancha de legislaciones que buscan un blindaje ante las presiones internacionales y las futuras elecciones en el país.

Esta norma, que fue aprobada la semana pasada, establece entre otras cosas, sancionar a los bancos y prestadores de diversos servicios que rechacen a un cliente sin una causa que esté sustentada en una ley nacional, lo que para muchos es una forma de proteger a entidades y personalidades sancionadas por el Gobierno de Estados Unidos.

Roger Arteaga, exdirector ante el Banco Centroamericano de Integración Económica y expresidente de la Cámara de Comercio Americana en Nicaragua, valoró en entrevistacon la VOA que las implicaciones de esta medida serán catastróficas para la economía nacional.

«Es una de las reformas más letales para el sistema financiero de Nicaragua, puesto que lo pone en una disyuntiva de atender las recomendaciones y compromisos que los bancos han hecho con la GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) o atender las reformas que se están presentando en esta ley, porque hay contradicciones en ella», señaló.

Deja una respuesta