La Dirección General de Ingresos (DGI), agencia tributaria de Nicaragua, requirió a Nicavisión S.A., propietaria de Canal 12 de televisión, el pago de una ajuste de impuestos por más de US$ 200.000 en concepto de «reparo fiscal» informó la empresa en un comunicado que publicó este domingo en su página web.

El nuevo reclamo se suma a uno previo que a comienzos de septiembre derivó en un embargo por US$ 608.000 contra la empresa de medios.

Según Canal 12, tres funcionarios de la DGI hicieron la notificación el jueves. «La institución estatal no reconoce gastos e inversiones debidamente sustentados por Nicavisión SA», dice el comunicado.

Según la empresa, el 30 de septiembre una jueza local rechazó las pruebas presentadas por el abogado de Canal 12, las cuales evidenciarían, según su criterio, «inconsistencias» en el primer reparo. De acuerdo con la televisora, estas inconsistencias incluirían una sentencia emitida por el tribunal administrativo y el tribunal aduanero que reduce el monto del reparo de US$ 230.000 a US$ 25.700 por considerar que el ajuste era erróneo.

Deja una respuesta