Nicaragua reacciona ante los disturbios ocurridos en EE.UU., mencionando que el país vive el “derrumbe del mito de la perfección” democrática.

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, declaró el jueves, a través de una alocución, su solidaridad con el pueblo estadounidense tras los caos provocados el miércoles por los simpatizantes del todavía presidente de EE.UU., Donald Trump, luego de que irrumpieran en el Capitolio de Washington e intentaran detener una sesión conjunta en la que se confirmaba el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, un incidente que causó muertos y heridos.

Al respecto, afirmó que Estados Unidos estaba viviendo “el derrumbe del mito de la perfección, porque lo que el planeta entero vio es la violación de la ley, al respeto al principio democrático que tanto se ufana Estados Unidos en pregonar”. Además, subrayó que lo que ocurrió en EE.UU., no es más que consecuencias de la arrogancia y la vanidad, las que son propias de su racismo y supremacismo.

Asimismo, Murillo aseguró que el derrumbe del mito de la perfección se vio impulsado por el propio mandatario del país y que esa negación a las leyes se refleja en la crisis que existe en la sociedad norteamericana. “Promovido, exaltado, y lo vimos impulsado, por la Presidencia de los Estados Unidos, eso es lo más increíble, incitado, la violencia, que es expresión del odio”, alegó.

Deja una respuesta