La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha denunciado que en Nicaragua no se han registrado progresos en materia de Derechos Humanos en los últimos meses y que la Ley de Amnistía «ha favorecido la impunidad» de los responsables de «graves violaciones de los Derechos Humanos».

«Desde mi última actualización oral sobre Nicaragua en julio pasado, no se ha observado progreso en la situación de Derechos Humanos ni muestras del Gobierno para abordar constructivamente las tensiones y problemas estructurales que desencadenaron en la crisis sociopolítica en abril de 2018», ha afirmado Bachelet, en su intervención en la cuadragésima quinta sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra.

Bachelet ha contado que su oficina ha registrado en los últimos meses «30 casos de amenazas e intimidaciones en contra de defensores de Derechos Humanos, periodistas, estudiantes, dirigentes campesinos y miembros del clero católico, entre otras personas».

Deja una respuesta