Un total de 27 personas resultaron con quemaduras debido a la mala manipulación de pólvora en la celebración de Año Nuevo, la noche del 31 de diciembre y madrugada del 1 de enero de 2021, según informó el Ministro de Salud, Francisco Alabí.

De esta cifra, se contabilizan a 10 menores de edad quemados; de estos, siete requirieron de hospitalización y tres fueron tratados de manera ambulatoria.

Además, a uno de los menores se tuvo que amputar el dedo índice por el daño causado.

No obstante, las autoridades resaltaron que las fiestas de fin de año de este 2020 contabilizaron una reducción de quemaduras por fuegos artificiales, ya que se registraron desde el 16 de diciembre 102 quemados, cuando en 2019 fueron 186; siendo una reducción del 45%.

Según el Viceministro de Gobernación, Franklin Castro, esta reducción se atribuye al decomiso de productos pirotécnicos, que en total fueron 662,726 en establecimientos no autorizados y autorizados, de los cuales 77,496 son productos prohibidos.

Deja una respuesta