Diputados de la Asamblea Legislativa se pronunciaron contra el asalto el miércoles al Capitolio de Estados Unidos, donde simpatizantes del presidente saliente, Donald Trump, irrumpieron y forzaron un receso a la sesión mientras los legisladores certificaban la victoria del presidente electo Joe Biden.

De acuerdo con los legisladores, se afectó la institucionalidad del país norteamericano, siendo una violación a la decisión del pueblo en elección de gobernante.

El documento del pronunciamiento que emitió el Parlamento, señala que los episodios por grupos violentos causan preocupación al ser estimulados por el mismo presidente saliente, Donald Trump.

Además, manifestaron que «estos acontecimientos sucedidos en ese país nos recuerdan las acciones violentas con las que fue irrumpido el Parlamento de El Salvador por el Presidente Nayib Armando Bukele en contraposición de los principios democráticos y respeto a la separación de poderes».

Según Rodolfo Parker del PDC, la irrupción violenta fue parecida a la que se vivió en el país el 9 de febrero del 2020, cuando entraron militares y policías al Salón Azul del Palacio Legislativo en compañía del Presidente Bukele.

«Aquí fue más grave, no solo fue irrupción, sino que vino (Bukele) a usurpar la silla del Presidente de la Asamblea», sentenció el legislador.

Asimismo, comentó que la labor del cuerpo policial y del Ejército estadounidense, «es de resaltar, estuvieron con la constitución. A diferencia de Merino y Chicas violentando el Estado de Derecho».

Por su parte, la jefa de fracción del FMLN, Nidia Díaz, quien propuso el pronunciamiento, señaló que lo que sucedió en Estados Unidos fue un acto de «barbarie y matonería», que se compara al 9 de febrero.

Deja una respuesta