Ministra de Vivienda entregó cheque por $600 dólares a 104 familias que poseen créditos activos en el Fondo Social para la Vivienda (FSV) y que son afectadas por cárcava de Residencial Santa Lucía.

“𝘚𝘢𝘣𝘦𝘮𝘰𝘴 𝘭𝘰 𝘥𝘪𝘧𝘪c𝘪𝘭 𝘲𝘶𝘦 𝘧𝘶𝘦 𝘱𝘢𝘳𝘢 𝘶𝘴𝘵𝘦𝘥𝘦𝘴 𝘦𝘴𝘦 𝘮𝘰𝘮𝘦𝘯𝘵𝘰 𝘥𝘦 𝘭𝘢 𝘵𝘳𝘢𝘨𝘦𝘥𝘪𝘢 𝘦𝘯 𝘭𝘢 𝘳𝘦𝘴𝘪𝘥𝘦𝘯𝘤𝘪𝘢𝘭 𝘚𝘢𝘯𝘵𝘢 𝘓𝘶𝘤𝘪𝘢”, dijo la funcionaria.

Esto les permitirá a las familias cancelar el alquiler provisional para el mes de enero y febrero, mientras concluyen los trabajos en la zona y pueden volver a sus hogares.

Esos recursos entregados hoy son parte de los cuatro meses de prorroga dados para continuar beneficiando a los afectados, dado que el acuerdo finalizó en octubre de 2020.

El pago global que ha realizado el Gobierno durante los 16 meses para el alquiler emergente y transporte de mudanza es de $505,440.

Además para las familias con créditos activos en el FSV, se les dará una ampliación de la suspensión temporal de pagos de cuotas de los préstamos que tienen con la institución.

Otra medida implementada para los afectados de la residencial Santa Lucía es la ampliación de la suspensión temporal de pagos de préstamos al FSV, que también será prorrogada hasta febrero 2021.

Deja una respuesta