El Gobierno de Joe Biden ha reabierto un centro de detención para albergar a niños que cruzan solos la frontera desde México, en la primera medida de este tipo adoptada por la nueva Administración ante la creciente llegada de menores (sólo en enero fueron interceptados 5,700).

La instalación, ubicada en Carrizo Springs, Texas, puede alojarhasta 700 jóvenes de 13 a 17 años. Durante la Administración del anterior presidente, Donald Trump, operó sólo un mes, durante 2019.

Decenas de niños han sido trasladados a esta instalación, según informó este lunes el Departamento de Salud.

Funcionarios de la Administración Biden aseguran que la reapertura es necesaria porque las instalaciones para niños migrantes han tenido que reducir su capacidad casi a la mitad debido a la pandemia de COVID-19.

Via:Telemundo

Deja una respuesta