La Fiscalía de Nueva York acusó el lunes 24 de Agosto a la empresa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de entorpecer una investigación sobre si el mandatario o su compañía «inflaron indebidamente el valor de los activos de Trump sobre su situación financiera con el objetivo de asegurar préstamos y obtener beneficios económicos y fiscales».

Eric Trump, hijo del presidente Trump, no ha dado indicios de que buscará retrasar la entrevista a la luz del diagnóstico de coronavirus de su padre y su madrastra, que se anunció el viernes temprano, o por cualquier otro motivo. Un médico de la Casa Blanca dijo el viernes que los otros miembros de la primera familia habían dado negativo en la prueba del virus.

La investigación arrancó en 2019, después de que el exabogado de Trump, Michael Cohen, testificara ante el Congreso de Estados Unidos que «los activos fueron inflados para obtener términos favorables para los préstamos y la cobertura de seguros, mientras que también desinflaron el valor de otros bienes para reducir los impuestos de bienes raíces».

«Se han estancado, han retenido documentos y han dado instrucciones a los testigos, incluido Eric Trump, para negarse a responder a las preguntas bajo juramento. Por eso, hemos presentado una moción para obligar a la Organización Trump a cumplir con las citaciones legales de nuestra oficina para (presentar) documentos y testimonios. Estas preguntas serán contestadas y la verdad será descubierta, porque nadie está por encima de la ley», aseguró la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James.

La semana pasada, un juez le dio a Eric Trump hasta el 7 de octubre para cumplir con una citación por su testimonio en la investigación de James, sobre si la Organización Trump, mintió sobre el valor de sus activos para obtener préstamos o beneficios fiscales.

Los investigadores de Nueva York también están buscando testimonios de diversos abogados involucrados con Trump Industries, y el abogado fiscal de Donald Trump.

Deja una respuesta