El senador por estado de Vermont, Barnie Sanders, advierte que unos 92 millones de estadounidenses carecen de suficientes medios para pagarse una consulta médica.

No es aceptable que en EE.UU. a día de hoy los muy ricos se vuelvan mucho más ricos, mientras las familias trabajadoras luchan. No más economía de austeridad. Necesitamos una economía que funcione para todos, no solo para unos pocos”, escribió la noche de domingo Sanders en su cuenta de Twitter.

El legislador demócrata continuó su mensaje refiriéndose a una serie de estadísticas de EE.UU. para sustentar sus consideraciones.

Según estas estadísticas, 140 millones de estadounidenses se consideran de bajos ingresos y 92 millones de personas no pueden costearse una consulta médica de atención primaria.

Las cifras mencionadas por Sanders muestran que unos 50 millones de ciudadanos estadounidenses se encuentran en una situación precaria de sufrir hambruna por no poder comprar alimentos y, al tiempo de que, unos 40 millones corren el riesgo de quedarse sin vivienda por ser incapaces de abonar sus correspondientes cuotas mensuales de hipotecas o alquileres, dependiendo de cada caso.

Deja una respuesta