Por primera vez en su historia, Corea del Sur registró más muertes que nacimientos en 2020, un dato alarmante para este país que tiene el récord de nacimientos más bajo del mundo.

Solo 275.800 bebés nacieron el año pasado, lo cual representa un descenso del 10% en comparación con 2019, y fallecieron 307.764 personas.

Estas cifras impulsaron al ministro de Interior a hacer un llamado para que se lleven a cabo «cambios fundamentales» en las políticas del país.

Deja una respuesta