La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha detectado, entre el 1 de enero de 2015 y el 30 de junio de 2020, un total de 125 protestas en 65 países que se vieron empañadas por ataques, arrestos o incluso asesinatos a periodistas, 21 de ellas en la primera mitad de 2020, según un informe presentado este lunes 14 de septiembre.

Del total, 15 ocurrieron en 2015, 16 en 2016, 21 en 2017, 20 en 2018, 32 en 2019 y 21 en la primera mitad de 2020, lo que muestra, según señala el informe de la UNESCO, «una clara tendencia creciente en el número de ataques sufridos por los periodistas que cubren protestas».

El documento, titulado ‘Seguridad de los periodistas que cubren protestas: preservar la libertad de prensa en tiempos de disturbios’, cuenta como incidente o situación de ataque cualquier protesta en la que hayan sido atacados periodistas, incluso cuando estos ataques ocurrieron durante una serie de protestas en el transcurso de días, o incluso semanas, en el mismo lugar y por el mismo tema.

«En los últimos años se incrementaron los casos de acoso, arresto y violencia física contra periodistas, sobre todo por parte de las fuerzas de seguridad de los gobiernos y en ocasiones por los propios manifestantes», indica la UNESCO.

Deja una respuesta