Los migrantes, en su mayoría centroamericanos y haitianos, salieron de Huehuetán (México) a las 6 de la mañana tras llegar a este municipio en la tarde noche del domingo.

La caravana conformada por miles de migrantes que salió hace tres días desde la fronteriza ciudad de Tapachula, en el suroriental estado de Chiapas, con destino a la capital, avanza este lunes a paso lento rumbo a la localidad de Huixtla.

Este éxodo migratorio, conformado por un estimado de unas 4,000 personas, es la quinta caravana que busca salir de Chiapas en los últimos meses.

En esta ocasión buscan llegar primero a la Ciudad de México, donde esperan poder realizar trámites que les permitan transitar regularmente por todo el país en las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) de la capital.

Los migrantes, en su mayoría centroamericanos y haitianos, salieron de Huehuetán a las 6 de la mañana tras llegar a este municipio en la tarde noche del domingo.

Antes de salir de esa localidad los extranjeros realizaron oraciones para encomendarse a Dios y pedir al Gobierno mexicano que sea sensible con las mujeres y niños que viajan.

Los miles de migrantes tomaron sus maletas, banderas de sus países, mantas, maletas, carriolas (carritos de bebé) y empezaron a andar los más de 18 kilómetros del tramo comprendido entre Huehuetán y Huixtla.

Pese a que muchos avanzan unidos, varias decenas de personas se distanciaron en grupos pequeños frente al grueso de la caravana, sin poder atender a las mujeres y niños que caminan lentamente.

Deja una respuesta