El presidente brasileño volvió a atacar las medidas sanitarias para frenar COVID-19 y advirtió que con este tipo de restricciones “están estirando la cuerda”.

“Están estirando la cuerda, hago cualquier cosa por mi pueblo. Ese cualquier cosa es lo que está en nuestra Constitución, nuestra democracia y nuestro derecho de ir y venir”, ha dicho Jair Bolsonaro durante un discurso ofrecido este domingo a las puertas del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia (la capital).

No obstante, Bolsonaro, que desde el inicio de la pandemia ha contradicho las directrices de los expertos y las autoridades de salud pública, en sus declaraciones se refería a las medidas sanitarias adoptadas para combatir la crisis del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, que está en su peor fase en Brasil.

Bolsonaro, quien se opone a un confinamiento para luchar la letal enfermedad so pretexto “la economía no puede parar”, ha hecho hincapié en que “trabajar” es lo que más le pide “el pueblo”, y, por tanto, hará todo posible para suspender estas restricciones decididas por Estados y municipios, ya que no quiere que “Brasil se sumerja en el camino del socialismo”.

Deja una respuesta