Los migrantes siguen retenidas en el sur de México a la espera de normalizar su estatus migratorio mientras el Gobierno intenta atender las causas del fenómeno.

Decenas de haitianos, venezolanos y centroamericanos intentan salir de Tapachula, Chiapas, hacia el norte del país, y esperan hacer una parada estratégica en la Ciudad de México. Tras varios intentos siguen siendo contenidos por la fuerza por las autoridades en el sur mexicano, mientras  la Administración de López Obrador insiste en un tratamiento integral de las causas de la migración.

López Obrador anunció que enviará este jueves una carta a su homólogo Joe Biden pidiéndole que otorgue visas temporales de trabajo a unos 330 mil campesinos que pudieran inscribirse en programas de cooperación para el desarrollo, aprovechando una visita de alto nivel de orden económico que se realizará en Washington.  En México, expertos señalan la necesidad de soluciones verdaderamente integrales.

Las leyes mexicanas disponen que los migrantes deben permanecer en el estado donde solicitaron asilo hasta que se resuelvan sus casos, un proceso que puede llevar meses o años. En tanto que la pandemia complica aún más sus opciones de movilidad.

Deja una respuesta