Foto tomada del Diario Alerta.

En América Latina hay distintos países con casos confirmados.

Gregorio Avendaño, el primer paciente de México que se confirmó de tener la enfermedad de mucormicosis o “hongo negro” murió hoy jueves 10 en un hospital de la Ciudad de México debido a complicaciones presentadas por esta enfermedad.

Avendaño se había recuperado de COVID-19 hace unos meses. De acuerdo con distintos expertos, el hongo negro se encuentra en los alrededores de cualquier escenario en la vida cotidiana, pero normalmente no lo contraen personas saludables, solo personas que hayan sufrido un deterioro grave a su sistema inmunológico.

Sin embargo, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que la enfermedad también se relacionaba con el alcoholismo y la diabetes que Avendaño tenía. “La mucormicosis puede presentarse en personas con diabetes descontrolada, sobre todo cuando el descontrol es muy profundo o muy grave y por muchos años están en descontrol. Ahí participan varios factores: uno es que el propio exceso de glucosa en la sangre aturde al sistema inmune, hace que la eficiencia de movimiento de glóbulos blancos y la producción de anticuerpos sea menos eficiente, entonces puede haber infecciones por hongos”, dijo.

En Brasil, Chile, Uruguay y México se habían confirmado casos del hongo negro en pacientes recuperados de COVID-19. En Honduras, las autoridades de salud identificaron un posible caso, pero no se ha confirmado si se trata de mucormicosis.

Deja una respuesta