VOCES

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (Cnddhh) de la mano con la Asociación Nacional de Periodistas (ANP), la Red de Unificadores Indígenas (Redcip) y más de 40 medios de comunicación peruanos se unieron para presentar un proyecto con ocho puntos claves para garantizar el derecho a la información a la ciudadanía, informó Servindi.

Estas propuestas están ligadas con la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de los Estados Americanos (OEA). 

Los ocho puntos pueden dividirse en cuatro ejes temáticos. Con el objetivo de eliminar la concentración de los medios se pide que el Estado realice una distribución equitativa del espectro electromagnético y cree cuotas para colectivos sociales en situación de vulnerabilidad y población indígena, para evitar la concentración de medios. En la misma línea, se plantean cuotas de programación en lenguas indígenas y el ofrecimiento de soporte tecnológico a medios indígenas.

También se sugiere la creación de medios públicos que permitan la expresión de diversidades sociales, culturales y políticas sin fines de lucro, dirigidos por representación ciudadana.

Para garantizar accesibilidad a información de calidad los medios proponen la creación de un órgano donde trabajen de forma conjunta la sociedad civil y el Estado para proteger los derechos a la información y la integridad de niñas y niños en los medios. Por otro lado, manifiestan la urgencia de promover una ley de medios para fortalecer la conectividad, el acceso a internet y la participación activa y representativa de todos los sectores de la sociedad civil como herramienta para ejercer otros derechos como el derecho al trabajo, la educación a la información. Asimismo, se plantea el fortalecimiento de la transparencia y simplificar el acceso a la información pública de los ciudadanos y la protección de los datos personales de los ciudadanos ante las empresas de telecomunicaciones.

En busca de proteger el labor de los periodistas, las organizaciones adheridas exigen establecer un protocolo de actuación que prevea agresiones de autoridades, funcionarios, y ciudadanos a los periodistas. De igual manera se exigen garantías en cuanto a la libertad de prensa y luchar contra la imposición de líneas editoriales que perjudiquen la estabilidad laboral de los periodistas.

Por último, se busca respaldar el derecho a la comunicación de las comunidades indígenas, mediante la implementación de sus propios medios de comunicación, en sus propios idiomas, y que puedan acceder al resto de los medios de información no indígenas sin discriminación.

Deja una respuesta