Foto tomada de Forbes México

Políticos opositores piden su renuncia.

El subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, dijo en una entrevista para el canal de YouTube “El Chamuco”, que las protestas realizadas por padres de familia por el desabastecimiento de medicamentos para tratar niños con cáncer son parte de una campaña de grupos internacionales de derecha con la intención de dar un golpe de Estado al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Esta idea de los niños con cáncer que no tienen medicamentos cada vez lo vemos más posicionado como parte de una campaña, más allá del país, de los grupos de derecha internacionales que están buscando crear esta ola de simpatía en la ciudadanía mexicana ya con una visión casi golpista”, declaró López-Gatell sobre las protestas.

La senadora por el Estado de Sonora, Lilly Téllez, calificó fuertemente las declaraciones del subsecretario del gobierno. “López-Gatell pasó de la imbecilidad a la bestialidad. El presidente de México dejó a los niños con cáncer sin medicamentos y mandó al subsecretario a calumniar a sus padres”, dijo vía Twitter.

Por su parte, el diputado federal electo por Guanajuato, el Dr. Éctor Jaime, dijo que buscarían la renuncia de López-Gatell en la Comisión Permanente del Congreso debido a sus comentarios que “promueven la violencia hacia los padres de niños con cáncer que ejercen su libre derecho a la manifestación”, expresó.

La representante legal de más de 200 padres de niños afectados, Andrea Rocha, dijo que las declaraciones del funcionario eran lamentables. “Los papás mencionaron que querían ver esos medicamentos y como todavía no han llegado a México, porque no los han comprado, por eso ahora tratan de desacreditarnos”, mencionó a Forbes México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el desabastecimiento de medicamentos existió, pero fue culpa de las empresas distribuidoras de fármacos.

Deja una respuesta