México se enfrenta a la discusión de una nueva reforma energética propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La reforma que podría dar por concluidas las imposiciones del régimen neoliberal en el sistema energético se disputa en el Congreso Federal, mientras la bancada oficialista busca los votos que le faltan para alcanzar la mayoría necesaria y el gobierno federal defiende su propuesta.

Para conseguir las mayorías necesarias, el senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de Morena en la Cámara Alta, reveló que su bancada está dispuesta a realizar modificaciones a la propuesta.

Por su parte el sector privado mantiene reservas importantes. Según afirma el Consejo Coordinador empresarial, la propuesta de reforma “resulta violatoria” del tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá, en tanto el sector público pretenda concentrar el 54% del mercado eléctrico, regular contratos con empresas privadas y suprimir los reguladores autónomos.

El gobierno federal insiste en que no se trata de acabar con las energías limpias ni con la inversión privada, tal como lo han planteado los detractores de la reforma, en tanto que la propuesta busca soberanía y justicia energética.

Deja una respuesta