En Honduras las catástrofes pasan y solo son utilizadas para las fotografías. A una semana del incendio suscitado en Guanaja, quedan los escombros sin reconstrucción.

Estas imágenes grabadas por los habitantes del cayo Bonacca en Guanaja, Islas de la Bahía, comprueban como el fuego consumió casi toda la superficie habitable. Más de 2000 personas perdieron sus viviendas.

Hoy dicen los ubicaran en un pequeño predio donde funciona el botadero del cayo, que ya causa un gran impacto ambiental al ecosistema.

Las autoridades hondureñas determinaron que una candela fue la que propicio el inicio del incendio. Y no pudieron detener la propagación porque en la zona no hay cuerpo de bomberos asignado.

En las ya acostumbradas declaraciones demagógicas de Juan Orlando Hernández anunció que reconstruirá el cayo de Guanaja, y las casas que se perdieron pero olvida que ya tiene un año de haber abandonado a los habitantes de los bordos de San Pedro Sula que fueron afectados por las lluvias de Eta e Iota.

Guanaja conforma las Islas de la Bahía en el Caribe hondureño, que están siendo infestadas por las Zonas Especiales de Desarrollo, incluido el mismo cayo destruido.

Deja una respuesta