El periodista nicaragüense Javier Iván Olivares recibió una extensión de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), debido a que contra él “se siguieron presentando amenazas, hostigamientos o seguimientos de parte de personas identificadas como de la policía, los cuales se han extendido a sus familias”.

La entidad regional expresó en un comunicado el jueves que Olivares, periodista del medio Confidencial, “se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos a la vida e integridad en Nicaragua”.

El miércoles en un informe Amnistía Internacional lamentó que continúen los casos de “represión” e “impunidad” en Nicaragua directamente contra “periodistas, personas defensoras de los derechos humanos y Organizaciones No Gubernamentales locales”.

La CIDH ha hecho recomendaciones a las autoridades y el gobierno del presidente Daniel Ortega. A Olivares, informó la CIDH le continúan llegando “advertencias” por parte de personas cercanas al Gobierno referidas al trabajo que hace como periodista.

Por consiguiente, la CIDH ha recomendado a las autoridades la adopción de medidas para garantizar la integridad personal de Olivares, que se le permita continuar con su labor periodística e informe de las medidas tomadas tras esta resolución, entre otras.

Desde la crisis de 2018 en Nicaragua, al menos un periodista fue asesinado mientras hacía una transmisión en Facebook Live y decenas se exiliaron, alegando amenazas en su contra.

Vía :Voz de América

Deja una respuesta