El gobierno de Guatemala sostiene que ha sido respetuoso del libre ejercicio de la prensa y que se investigan las denuncias sobre supuestas agresiones a periodistas en el ejercicio mientras cubrían recientes protestas en esa nación, un hecho que fue criticado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

La SIP pidió el pasado 30 de noviembre al gobierno de Guatemala que ofrezca las garantías de seguridad para que los periodistas puedan trabajar con libertad y sin temor a ningún tipo de represalias, según un comunicado divulgado entonces.

“Con el apoyo del Ministerio Público, se están realizando las investigaciones correspondientes a las denuncias de supuestas agresiones a periodistas durante las manifestaciones. El gobierno de Guatemala es respetuoso de lo establecido en la Constitución Política de la república”, dijo la secretaria de Comunicación de la Presidencia, Francis Masek.

El texto de la SIP aludió a que una decena de periodistas sufrió agresiones durante el segundo fin de semana consecutivo con protestas sociales contra de decisiones del presidente Alejandro Giammattei y del Congreso relacionadas con el presupuesto nacional.

Además la SIP expuso específicamente que el pasado 28 de noviembre, grupos de personas encapuchadas agredieron a los periodistas Felipe Garran, Elmer Vargas, Pablo Juárez y Fernando Cabrera, de Guatevisión y Prensa Libre; Oscar Rivas, de Nuestro Diario; Roberto Cabrera, de la radio Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FGER), y Jovanna García, de la revista Ruda.

Deja una respuesta