Foto tomada del International Press Institute

El relator señala 10 prácticas del Estado que llevan a esa conclusión.

El relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca, informó que la relatoría identificó 10 patrones de censura en Nicaragua que han llevado a concluir que en Nicaragua el derecho humano a la libertad de expresión no está garantizado.

Estos son los señalamientos criminalizantes por parte de instituciones y funcionarios públicos, los ataques y restricciones ilegítimas a los medios de comunicación, el acoso judicial contra periodistas, detenciones a periodistas, el exilio de periodistas como instrumento de autocensura, aprobación de leyes regresivas de la libertad de expresión, cierres del espacio cívico, el impedimento de cobertura de actos oficiales, el control y la vigilancia y el temor generalizado de participación.

“La libertad de expresión debe ser una prioridad en la búsqueda del restablecimiento del pleno Estado de derecho en Nicaragua”, estableció el relator en cuanto a la importancia del derecho de poder expresarse libremente.

El gobierno nicaragüense ha encarcelado a opositores políticos, periodistas y activistas en la antesala de las elecciones presidenciales, legislativas y del Parlamento Centroamericano.

Deja una respuesta