El terremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter, que sacudió intensamente a Haití, se ha cobrado la vida de al menos 1.297 civiles.

El sábado, se produjo un sismo en Haití, que tuvo su foco del movimiento telúrico a 12 kilómetros al noreste de la ciudad de Saint-Louis du Sud, a una profundidad de 10 kilómetros.

De acuerdo con el último balance emitido este domingo por el Servicio de Protección Civil, 724 personas han perdido la vida y más de 2800 han resultado heridas como consecuencia del sismo.

Tras el terremoto, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, declaró el estado emergencia. Este sismo devastador también se sintió en los países vecinos, la República Dominicana y Cuba.

Deja una respuesta