sábado , enero 28 2023

Cristosal y Human Rights Watch evidencian violaciones generalizadas a DD. HH durante el régimen de excepción


En el marco de la octava prórroga del régimen de excepción en El Salvador, las organizaciones Cristosal y Human Rights Watch afirmaron que las violaciones a derechos humanos que se han cometido por los cuerpos se seguridad no han sido casos aislados, sino que han sido generalizadas.

“Nuestra investigación nos permite concluir que las violaciones de derechos humanos no fueron casos aislados o exceso de agentes insubordinados de las fuerzas de seguridad. Por el contrario, tanto soldados como policías cometieron abusos similares en forma reiterada en todo el país durante un periodo de varios meses”, aseveraron las organizaciones en su informe.

En el informe “Podemos detener a quien queramos”: Violaciones generalizadas de derechos humanos durante el “régimen de excepción”, detallaron que entre los abusos que se han cometido durante el régimen de excepción se encuentran detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y otros malos tratos en prisión, entre otros.

“Human Rights Watch y Cristosal obtuvieron evidencias sobre más de 1.100 casos de detenciones arbitrarias perpetradas durante el régimen de excepción y documentaron en detalle 130 de esos casos, incluidos 12 que constituyen desapariciones forzadas de corta duración”, afirmaron.

Entre esos casos, explicaron que los policías y soldados no presentaron una orden judicial de captura o de allanamiento, y muy pocas ocasiones informaron a los detenidos o sus familiares sobre los motivos de su detención.

“En algunos casos, las fuerzas de seguridad se negaron a comunicar a las familias el paradero de los detenidos, lo cual constituye una desaparición forzada conforme al derecho internacional. Cuando esto ocurre, las personas desaparecidas quedan totalmente indefensas y los familiares viven niveles de incertidumbre y sufrimiento que son abusivos e inhumanos”, dijeron.

En el informe también se evidenció que, hasta noviembre de este año, 90 personas detenidas habían fallecido bajo custodia durante el régimen de excepción, de estos casos, “las autoridades no han investigado de forma seria estas muertes”, aseguraron.

Cristosal y Human Rights Watch instaron al gobierno de El Salvador y a la Asamblea Legislativa a finalizar con régimen de excepción e implementar políticas de seguridad que garanticen el respeto de los derechos humanos.

“Esto incluye abordar las causas estructurales de la violencia de pandillas, como los niveles elevados de pobreza y exclusión social, e impulsar procesos penales estratégicos enfocados en juzgar a líderes de las pandillas e investigar delitos violentos”, dijeron.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

“Basta ya”: pueblos indígenas se unen para alzar su voz y romper 91 años de silencio

Por David Ramírez Azul con líneas blancas y rojas, blanco con líneas verdes y naranjas, …

Deja una respuesta