viernes , junio 21 2024
Foto tomada de Alerta Raquel

Dina Hernández, defensora de derechos humanos capturada en el régimen de excepción, continuará privada de libertad

Más de dos meses han transcurrido desde la captura “arbitraria” de Dina Hernández, defensora de derechos humanos que colabora con Alerta Raquel y el Colectivo de Mujeres Guardianas. Al momento de su detención, ella estaba embarazada. Estando privada de libertad, ella perdió a su hija al momento del parto.

El pasado 20 de mayo se llevó a cabo la audiencia de revisión de medidas en el caso de Hernández. El Juzgado de Instrucción de Mejicanos resolvió que ella continuará dentro de prisión.

Esta situación tiene lugar después que el Juzgado Cuarto Contra el Crimen Organizado en San Salvador otorgó medidas sustitutivas a la detención el pasado 22 de marzo, pero no fue liberada y, posteriormente, la Fiscalía General de la República (FGR) inició otro proceso en su contra, según detalló en un comunicado el Grupo de Trabajo por las Personas Desaparecidas en El Salvador.

A juicio de Edith Elizondo, de Alerta Raquel, la situación de Hernández es delicada debido a que, a la fecha, ni la familia, ni las organizaciones, conocen cuál es su actual estado de salud, psicológico o físico tras la pérdida de su hija. “Es alarmante no tener esta información”, sostuvo.

De acuerdo con Elizondo, los abogados que representan y acompañan el caso de Dina Hernández presentaron durante la reciente audiencia una serie arraigos y documentación jurada por parte de familiares y vecinos que confirmaban las condiciones de vida de Dina: una madre que se dedica al trabajo de cuidados y tiene a su cargo cuatro hijos de sus hermanas.

“Esta documentación que se presentó no fue suficiente para que la jueza pudiera tener en cuenta que ella es una mujer que se dedica a los cuidados, que no tiene una casa propia porque obviamente no tiene un trabajo remunerado, sino que sus hermanas le aportan económicamente con lo que ellas pueden”, explicó Elizondo.

“Fue como negar la existencia del tema y la labor de cuidados que hacen las mujeres en nuestro país y que también sostienen, de alguna forma, a la economía del país. Es lamentable”, añadió.

Las organizaciones que aglutinan al Grupo de Trabajo de Personas Desaparecidas en El Salvador sostuvieron que continuarán exigiendo justicia y libertad para esta defensora de derechos humanos y denunciando las “sistemáticas violaciones” que las mujeres privadas de libertad enfrentan en el marco del régimen de excepción.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Lanzan sistema regional de registro de violaciones a derechos humanos de personas con VIH

Un conjunto de organizaciones que aglutinan diferentes espacios a nivel regional lanzó el Sistema Regional …

Deja una respuesta