sábado , abril 13 2024
Foto: Jaime Salazar sostiene la foto de su hijo Cristain Esaú, de 19 años de edad, quién desapareció el 22 de febrero de 2016/Por David Ramírez

“Él salió un día 22 de febrero del 2016… Ya no regresó”: Cristian Esaú Salazar, el joven que desapareció hace 8 años

“Mi hijo Cristian salió un día lunes 22 de febrero del 2016 hacia la ciudad de Atiquizaya como a las 12 del mediodía. Mi hija venia de estudiar y habló con él en el parque San Juan (en el mismo municipio) y le dijo: me iré otro rato. Cerca de las 2 de la tarde, mi esposa le llamó por teléfono y le dijo que ya que andaba por ahí que fuera al dentista y él le respondió que si iría. A las 5 de la tarde, ella le marcó nuevamente y ya no contestó. Ya no regresó”, así relata Jaime Salazar el día en que su hijo de 19 años, Cristian Esaú Salazar, desapareció.


Solo en 2016, de acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) y el entonces titular, Douglas Meléndez, 3,859 personas desaparecieron en El Salvador siendo la principal causa los grupos criminales con presencia en todo el país, entre otras causales. Cristian Esaú Salazar se encuentra en esa extensa lista.


Este día se cumplen ocho años ya desde su desaparición y por más tiempo que pase su familia aún recuerda a detalle el día en el que él no regresó más a su casa. Tras la última llamada a su hijo a la que ya no contestó, Jaime, su padre, relata que esperaron un momento más. Luego, comenzaron a llamar a familiares y amigos para preguntar por él. Nadie sabía nada. Al siguiente día interpusieron la denuncia ante las autoridades salvadoreñas.


“Solo estuvieron ese día ayudándonos a buscar en algunos lugares. Desde ese día para acá ya no hemos recibido ninguna ayuda, ni respuestas de nada. Tomamos la decisión de ir a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. De ahí me llamaron de la Fiscalía, pero de igual forma no hemos tenido ninguna respuesta”, dijo Salazar.


Durante años más recientes y con la creación del Bloque de Búsqueda de Personas Desaparecidas, colectivo que lo integran madres, padres, hermanos, hermanas de personas desaparecidas y del cual Salazar ahora es parte, él accedió al apoyo a través de este espacio, pero también por parte de la Asociación Salvadoreña para los Derechos Humanos (ASDEHU).


Idalia Zepeda, abogada de ASDEHU, asegura que Zalazar ha recibido acompañamiento y asesoría jurídica por parte de esta institución. Pero lamentó que a pesar de la insistencia y de las visitas de la familia, junto a las propuestas de algunas acciones a la Fiscalía, a la fecha los resultados son inexistentes.


“En general se ha visto el común denominador: la lentitud y el desinterés de las instituciones del Estado por actuar investigar y darle a la familia verdad y justicia. Esperamos se pueda dinamizar la investigación de este caso porque son más de ocho años”, acotó la abogada.


Entre otras cosas que Salazar recuerda de su hijo, son su alegría, el carisma, el cariño y el buen corazón que le caracterizaba; su empeño al trabajar, lo respetuoso que era con muchos de sus amigos y vecinos, pero también su pasión por el futbol.


“Todos lo queríamos mucho y lo extrañamos. Tenemos anhelo y deseo de encontrarlo”, esas son las palabras de Salazar, junto a otros familiares, a ocho años de la desaparición de Cristian Esaú Salazar. Mientras tanto, afirmó su padre, la búsqueda continuará hasta encontrarle.

Con edición de Morena Villalobos

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Una mirada en blanco y negro tras el lente de un fotógrafo italiano que retrató a El Salvador en los 80´s

Con dos cámaras Nikon F2, lentes fotográficos, amor por la aventura y un objetivo claro …

Deja una respuesta