Foto tomada de Diario La Huella

Ayer se aprobó un decreto que restringe ciertas actividades.

El asesor jurídico de la presidencia, Javier Argueta, dijo que el decreto de disposiciones especiales y transitorias de suspensión de concentraciones de eventos públicos y privados aprobado ayer por la Asamblea Legislativa tiene el objetivo principal de que los alcaldes no desarrollen eventos públicos en sus municipios durante las fiestas vacacionales.

“El decreto es bastante claro en relación que solo se suspenden actividades específicas. Por ejemplo, el decreto está bastante destinado a la exigencia a los alcaldes a la colaboración del ejecutivo, específicamente fiestas patronales. Queda estrictamente prohibido el concepto de mítines, conciertos y eventos deportivos”, explicó Argueta.

Estas actividades quedan suspendidas por la cantidad de 90 días a partir de la publicación del decreto en el Diario Oficial. Este fue publicado en el Diario Oficial de ayer.

El decreto establece que cualquier persona que contraríe las medidas establecidas en él estarán sujetos a una pena de entre 20 a 100 salarios mínimos e incurrirá con responsabilidad penal.

Deja una respuesta