Fiscales de la Unidad de Vida de la oficina de San Vicente demostraron que cuatro mareros participaron en la privación de libertad del agricultor Manuel Eduardo Guzmán de 31 años, a quien asesinaron con armas blanca, lo desmembraron y lo enterraron clandestinamente en el lugar conocido como “Laínez” en el caserío Lara, del cantón Cutumayo del municipio de Apastepeque.

Por su coautoría en el delito de Homicidio Agravado, Dennis Alfonso Flores, José Agustín Calderón Amaya, Santos Javier Saravia Leiva y Nelson Antonio Ascencio Rodríguez, recibieron una pena de 50 años de cárcel, cada uno, que les fue impuesta por el Juzgado de Sentencia de San Vicente.

En el juicio, los Fiscales del caso establecieron con diferentes pruebas documentales, periciales y testimoniales que un grupo aproximado de 12 mareros sorprendieron a la víctima el 8 de febrero del año 2016 en horas del mediodía, cuando se desplazaba en la calle principal del cantón San Nicolás de Apastepeque. El acto de barbarie del asesinato fue grabado con un celular y publicado en redes sociales.

Los restos de la víctima, fueron exhumados tres meses después, el 9 de mayo y a través de las pruebas de ADN, se estableció que correspondían a Eduardo Guzmán.

Deja una respuesta