Foto tomada del Twitter de LPG Política.

Se solicitó modificación de agenda para introducir pieza de correspondencia pero no fue aprobada.

La diputada del Frente Farabundo Martí (FMLN), Dina Argueta, solicitó que se modificara la agenda de la tercera sesión plenaria para introducir una pieza de correspondencia que ratifique el derecho humano al agua. Los diputados de Nuevas Ideas votaron en contra de modificar la agenda. La bancada del FMLN y Nuestro Tiempo (NT) votaron a favor.

“En la legislatura anterior, el 15 de octubre de 2020 se aprobaba en primera vuelta la reforma constitucional por el derecho al agua y saneamiento”, explicó Argueta. Cualquier modificación que una Asamblea realice a la Constitución debe ser ratificada por la siguiente legislatura. Sin embargo, 55 diputados de Nuevas Ideas votaron en contra de esto. Los de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) no votaron.

La diputada del FMLN, Anabel Belloso, mencionó en Twitter, “con 55 votos en contra, Nuevas Ideas niega la incorporación de la pieza de correspondencia, mediante la cual se solicita se ratifique reforma constitucional por el derecho humano al agua”.

También, el director ejecutivo de NT, Andy Failer, dijo que es “importante tomar nota” sobre la manera en la que se votó en reacción a la propuesta de la diputada Argueta.

Por su parte, el diputado de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Numan Salgado, mencionó que hay una «mala maña de meter piezas de correspondencia que no tienen el peso suficiente». Además, dijo que si la pieza fuera de urgencia y necesidad, tendrían los votos para poder introducirla.

Por su parte, la Alianza Nacional contra la Privatización del Agua cuestionó, “siendo un tema sensible para el pueblo salvadoreño, no se comprende porque rechazaron debatir sobre este punto pendiente y mucho más grave que no se ratificara esa reforma constitucional”.

Anteriormente, la diputada de Nuevas Ideas, Sandra Yanira Martínez, mencionó que de ser electa trabajaría para poder impulsar una Ley del Agua. “El agua es un bien nacional y es el Estado quien debe garantizar, regular y controlar el vital líquido para todo el pueblo salvadoreño”, dijo.

Deja una respuesta