Foto tomada de la Alcaldía de San Salvador

También agregaron definiciones de artista profesional, artista beneficiario y trabajador de la cultura.

El presidente de la República, Nayib Bukele, envió a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para reformar la Ley de Cultura, en donde se reforme la definición de “artista” establecida en el artículo 3 de la ley actual, se distinga entre un artista profesional y beneficiario y se agregue la definición de “trabajador de la cultura”. Los diputados aprobaron la reforma en la sesión plenaria de hoy.

Por consiguiente, la definición de artista pasó de la definición anterior: “Toda persona que crea o que participa con su interpretación en la creación de obras de arte o en la recreación estética de la realidad, considerando que la creación artística es una dimensión esencial de su vida, contribuyendo así al desarrollo del arte y la cultura” a la nueva definición de esta reforma aprobada: “Toda persona natural que se dedique a representar, ejecutar, crear o participar con su interpretación en la creación de obras de arte o en la recreación estética de la realidad, realice obras literarias o artísticas como esculpir, pintar, escribir, actuar, narrar, declamar, componer música, cantar, bailar, exponer artes escénicas como danza y teatro o una expresión de folclor, o que se efectúe una actividad similar a las anteriores, ya sea con texto o sin él, utilizando su cuerpo o habilidades, con instrumentos o sin ellos, que se exhiba o muestre al público, resultando una interpretación y/o ejecución que puede ser difundida por cualquier medio de comunicación o fijada en soporte adecuado, creado o por crearse; lo anterior considerando que la creación artística es una dimensión esencial de su vida, contribuyendo así al desarrollo del arte y la cultura”.

Además, se agregó la definición de artista profesional y artista beneficiario. El primer concepto se definió de la siguiente manera: “es toda persona que ostenta un título en cualquier manifestación de las artes, ya sea de bachillerato, licenciatura, maestría, doctorado, post doctorado o cualquier otro grado académico válido, ya sea cursado dento o fuera de El Salvador”.

El segundo concepto se definió de la siguiente manera: “es toda persona que se dedique como actividad económica principal o medio de subsistencia principal, a la producción de arte en cualquiera de sus manifestaciones, ya sea que se trate de artistas por autodeterminación o por acreditación académica, quienes serán los destinatarios de los programas y políticas de bienestar e incentivos impulsados por el Estado”

Por último, “trabajador de la Cultura” se definió como tal: “es toda persona que tenga participación activa en el perfeccionamiento de las manifestaciones en las distintas disciplinas del arte o rubros culturales con valor de patrimonio cultural”.

Los diputados de la comisión de la cultura y educación argumentaron que la definición previa contenía “vacíos”, ya que no definía las diferentes artes que existen.

Los diputados aprobaron con 80 votos las reformas a la Ley de Cultura.

Puede ver las reformas aprobadas abajo.

Deja una respuesta