El magistrado de la Corte Suprema de Justicia impuesto por el oficialismo, Óscar López Jerez, mencionó que, tras la salida del juez Guzmán, el caso El Mozote y lugares aledaños comenzará de cero.

Jerez mencionó que el problema más grande que ha tenido el juez Guzmán ha sido no pensar en el caso, sino solo en él.

“Lastimosamente el juez (Jorge Guzmán) no pensó mucho en el caso, él decidió no solicitar régimen de disponibilidad”, aseguró López Jerez.

Guzmán no quiso adecuarse a la única opción que les dejó el oficialismo y era someterse al «régimen de disponibilidad», porque, para él, el aceptar esa salida estaría avalando las irregularidades jurídicas a las que el gobierno ha estado incurriendo desde que asumió el poder, 1 de junio de 2019.

Con esto, el caso no solo retrocede los últimos cinco años en los cuales el juez Guzmán tomó las riendas del caso y buscó la verdad y hacer justicia en la masacre de El Mozote y lugares aledaños, sino también se pierden 40 años de lucha constante por parte de familiares de víctimas y víctimas de dicha masacre.

Deja una respuesta