El próximo año se cumplen 40 años de la emboscada.

El 17 de marzo de 1982, cuatro periodistas holandeses fueron asesinados en una emboscada que la Fuerza Armada llevó a cabo en Santa Rita, Chalatenango. Esta pudo concretarse debido a información proporcionada por la Policía de Hacienda a los militares cuando interrogaron a los cuatro periodistas días antes de la emboscada.

Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Jan Willemsen se encontraban en El Salvador para documentar la realidad de la población salvadoreña en medio de la guerra civil. Los periodistas del medio IKON TV iban a hacer un reportaje sobre personas sobrevivientes de los operativos de “tierra arrasada” que ocurrían en Chalatenango. Este no pudo llevarse a cabo.

En 2018, dos años después que la Ley de Amnistía fuera declarada inconstitucional, la Fundación Comunicándonos y la Asociación Salvadoreña de Derechos Humanos (ASDEHU) interpusieron una demanda en contra de los actores materiales e intelectuales del hecho.

El 16 de julio de 2021, abogados de ASDEHU hicieron su presentación formal ante un juzgado en Dulce Nombre de María, Chalatenango, para poder tener acceso a toda la información relacionada con el caso.

39 años luego de la emboscada, y 8 años después de que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamara el 2 de noviembre como el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, la impunidad sigue presente en este caso emblemático de agresiones contra periodistas.

Deja una respuesta