Luego de unos segundos levantados, se sentaron nuevamente.

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional elegidos por los diputados oficialistas, Luis Javier Suárez, Nahum Martínez y José Ángel Pérez, siguieron la petición del presidente, Nayib Bukele, de pararse para realizar una juramentación de lucha. “Les quiero pedir que se pongan de pie. Que levanten su mano y que juremos que daremos esta nueva batalla juntos”, dijo Bukele.

Sin embargo, luego de ver que en su sección solamente se paró la embajadora de El Salvador ante los Estados Unidos, Milena Mayorga, se volvieron a sentar. A sus alrededores se encontraba el cuerpo diplomático acreditado en El Salvador.

El presidente de Acción Ciudadana y abogado, Humberto Sáenz, aludió al hecho preguntándose retóricamente si esa es la separación de poderes que menciona el oficialismo. El director ejecutivo de la misma ONG, Eduardo Escobar, ironizó comentando que a eso se le llama independencia judicial.

El ex procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, les llamó golpistas a los magistrados que atendieron el llamado de Bukele para juramentar luchar juntos.

Deja una respuesta