El titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Apolonio Tobar externó su preocupación, luego que el Alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, no asistió este miércoles a una reunión, en la cual estaban convocados también representantes de la Asociación Salvadoreña de Trabajadores Municipales (ASTRAM).

El Ministerio Público había anunciado que mediaría entre las partes, para buscar una solución a la deuda que mantiene la comuna con unos 500 trabajadores, a quienes no se les ha pagado la retención de cuotas laborales desde hace 20 meses.

No obstante, la Alcaldía notificó, por vía telefónica, que Muyshondt no asistiría, “pues estima que sería estéril la participación de la administración en la misma, dado que ASTRAM, no está en la disposición de aceptar dialogar con el equipo de trabajo designado por el citado jefe edilicio”.

La PDDH destacó que en anteriores otros encuentros que las autoridades municipales sostuvieron con las asociaciones sindicales aglutinadas en ASTRAM, se les explicó los inconvenientes con los fondos para el pago de las prestaciones, “ya ha sido explicado”, agregando que el Ministerio de Hacienda no ha efectuado el pago del Fondo de Desarrollo Económico y Social (FODES), con el cual se pretende cancelar los pagos.

Deja una respuesta