El día se encuentra con un auge en situaciones que vulneran a la libertad de prensa en El Salvador.

La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Audrey Azoulay, mencionó en un comunicado que el Día Mundial de la Libertad de Prensa, “subraya la importancia indiscutible de disponer de una información verificada y fiable”. Estableció que con esto, los periodistas pueden combatir la desinformación, “y otros contenidos perjudiciales”.

De acuerdo con el director de la Fundación Comunicándonos, Oscar Pérez, “no son tiempos fáciles para los medios de comunicación, ya que desde el poder ejecutivo se estigmatiza y ataca a la prensa por su trabajo independiente e incómodo para el poder”, dijo. Sobre esto, la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), difundió en su informe sobre la libertad de expresión 2020 que las violaciones a la libertad de prensa aumentaron más del 60% entre 2020 y 2019, y más del 90% comparando con el año 2018.

El dos de mayo, la periodista de la Revista Gato Encerrado, Mónica Campos, reveló que su cuenta personal de Instagram fue denunciada hasta cerrarla después que compartiera distintas capturas de pantalla sobre un reportaje de la distribución de computadoras por parte del Gobierno.

Asimismo, en su primer día de trabajo, el nuevo Fiscal General de la República, Rodolfo Delgado, no brindó declaraciones a los medios, obstaculizando el derecho a la información y libertad de expresión. En esta misma línea, los medios de comunicación no pudieron ingresar a la Asamblea Legislativa para empezar a cubrir la segunda sesión de esta. Solamente los medios oficiales pudieron entrar.

Deja una respuesta