La Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz(ORMUSA) presentó los resultados del estudio Mujer y Mercado Laboral 2020, en el que se evaluó a 384 personas de los 14 departamentos del país incluyendo a personas que trabajan de manera remunerada tanto como en actividades formales e informales.

Según la Organización de Mujeres el impacto en el empleo se evidenció en la cantidad de personas cotizantes al ISSS respecto a febrero de 2020. La mayor reducción se registró en junio con un diferencial de 71,849 y en los meses subsiguientes se observó el inicio de la recuperación. Pero sostuvieron que a diciembre del 2020, tadavia había una diferencia de 35,000 puestos de trabajo respecto a febrero 2020.

En el caso de las mujeres las mayores pérdidas de trabajos se encuentran en las actividades de manufactura y le siguen las actividades de comercio restaurantes y hoteles, transportes almacenamiento, actividades profesionales, científicas técnicas y de servicios de administración de apoyo. En el caso de los hombres las mayores pérdidas están en la actividad construcción le sigue actividades de comercio, restaurantes, hoteles, transporte, almanecimiento, actividades profesionales, científicas y de servicio de administración y construcción.

Según la investigación los principales hallazgos fueron que en febrero del 2020 el 76.1% de las mujeres y el 74.9% de los hombres entrevistados realizar alguna actividad económica para generar ingresos. Durante el período de cuarentena los porcentajes se redujeron a 34.4 %y 32.0% respectivamente.

Según ORMUSA ya en octubre del 2020 ya se evidenciaba la recuperación y porcentajes pasaron de 63.2% de las mujeres y el 70.9% de los hombres realizando actividad económica para generar ingresos. Sin embargo sostuvieron que la recuperación ha sido más rápido entre los hombres que entre las mujeres.

De las mujeres que continuaron realizando actividades económicas durante el período la cuarentena el 34.7% eran el único ingreso en su hogar.

Entre quienes realizaron actividades económicas durante la cuarentena la mayor parte de mujeres 51% y de parte de los hombres 50% continuaron con la misma actividad económica, pero el 22. 2% de las mujeres y el 16.1% de los hombres tuvieron que iniciar nueva actividad económica.

Las personas que continuarán generando ingresos durante la cuarentena son mayoritaria aquellas que tenía el acceso al teletrabajo y que se caracterizan por tener mayores niveles educativos. el 80% de las mujeres y el 82.6% de los hombres que realizaron teletrabajo tenían niveles superiores al bachillerato.

Respecto al tiempo de trabajo, mujeres y hombres manifestaron que trabajaron más horas durante la cuarentena que antes, mientras que el 40% manifestó que trabajaron menos horas.

Durante la cuarentena el 62. 5% de las mujeres y el 51.9% de los hombres que continuaron trabajando indicaron que le trabaja domésticos incremento.

Con respecto a las medidas para sostener las necesidades básicas de la población el 67% de las mujeres y el 70% de los hombres manifestaron haber recibido paquetes alimenticios del Gobierno el 41 1% de las mujeres y el 37 1% de los hombres han recibido paquetes alimenticios de las alcaldías. El 27.3% de las mujeres y el 18. 3% de los hombres recibieron el bono de $300 proporcionados por el Gobierno.

Según ORMUSA los principales problemas percibidos en la investigación son la falta de dinero, no poder pagar los recibos, la falta de trabajo, no salir del encierro. En todos casos las afectaciones son percibidas con mayor intensidad por las mujeres que por los hombres.

La Organización de Mujeres Salvadoreñas hizo una serie de recomendaciones en materia política pública que son encaminadas a potenciar las políticas activas del mercado del trabajo para facilitar la reconversión de persona trabajadora para, adaptarse a las nuevas tendencias especialmente al teletrabajo y el comercio electrónico.

También recomiendaron desarrollar políticas de correspondencia social de los cuidados encaminados a reconocer, reducir y redistribuir el trabajo del cuidado de las niñez, de personas mayores que es absorbido mayoritariamente por las mujeres.

Además piden fortalecer la labor de inspección del Ministerio de Trabajo y Prevención Social a través del establecimiento de un marco de un nuevo marco jurídico, institucional de inspección de trabajo, como dentro de la realidad de a develado de la pandemia del COVID-19 y las posibilidades económicas del país, vele por las personas empleadoras y empleadas que cumpla y respeten las decisiones legales relativas al trabajo y la seguridad social.

ORMUSA recomienda, promover la ratificación del convenio 173 y recomendación 180 sobre la protección de crédito y laborales en caso de la insolvencia del empleador.

Deja una respuesta