Foto tomada de Presidencia

La asociación histórica fue despojada de sus instalaciones por FENASTRAS.

El vicepresidente salvadoreño, Félix Ulloa, mencionó que dará un apoyo legal al Comité de Madres y Parientes de Prisioneros y Desaparecidos Monseñor Romero (COMADRES) luego de que denunciaran que sus archivos históricos y su local estaba siendo desalojado por la Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (FENASTRAS) a principios de junio.

“Yo estoy con ustedes y tienen mi apoyo legal como testigo”, dijo Ulloa en una reunión que sostuvo con representantes de COMADRES. El vicepresidente fue el abogado que realizó la escritura legal del local para la asociación en 1988.

“Nosotras queremos que usted nos apoye, sea nuestro testigo principal en caso de una demanda, para que pueda dar fe, del espíritu con el cual fue donado ese local, queremos rescatarlo para honrar la memoria de las madres”, dijo una de las representantes de COMADRES, Blanca García Panameño. Ellas denunciaron que FENASTRAS quiere remodelar la casa y venderla.

El 3 de junio, la asociación que nació durante la guerra civil denunció que sus archivos históricos se encontraban apilados en bolsas de basura y que no podían entrar a la casa que pertenecía a ellas. FENASTRAS compartía la personería jurídica con COMADRES, y no permitían que ellas entraran al lugar desde el 2013.

Deja una respuesta