martes , julio 23 2024

Estado salvadoreño oculta información sobre casos de muertes, tratos crueles, inhumanos y degradantes cometidos dentro de las cárceles, señala especialista en derechos humanos


La directora del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (IDHUCA), Gabriela Santos, aseveró que el Estado salvadoreño omite revelar información sobre tratos crueles inhumanos o degradantes que se están cometiendo dentro de las cárceles en el marco del régimen de excepción.


En primer lugar, la especialista argumentó que investigaciones periodísticas y de organizaciones de derechos humanos, entre ellas el IDHUCA, han recogido múltiples testimonios que señalan que los casos de muerte dentro de los centros penales no se deben a causas naturales. Los testimonios sostienen que cuerpos son entregados vapuleados, con moretones, golpes, entre otras condiciones parecidas.


“Esto da pie o da indicio que señala que la causa de muerte ha sido un problema del sistema respiratorio, pulmonar y se entregan estos cuerpos con estas condiciones de golpes y demás. Por tanto, ahí podemos ver cómo el Estado –salvadoreño- está, primero, omitiendo, y, derechamente, ocultando información, dando información imprecisa sobre lo que está sucediendo”, dijo Santos durante el espacio “La entrevista” de la Radio YSUCA.


Hasta finales de mayo, la organización de derechos humanos, Cristosal, notificó que, con base a sus registros desde que inicio el régimen de excepción, los casos de muertes dentro de los centros penales sumaban 162.


Sobre este tipo de casos, el único dato que ha ofrecido la Fiscalía General de la República (FGR) es que se han archivado 142 casos de muertes dentro de centros penales, mencionando que estos no constituyen “delitos de acuerdo con las investigaciones”, según señaló el fiscal Rodolfo Delgado a mediados de junio.


De acuerdo con Santos, “es necesario investigar los casos de muerte dentro de las cárceles, instar al Estado que investigue –porque- es el responsable y va en contra en general de las propias obligaciones que tiene el Estado de El Salvador”, indicó.


Por otra parte, afirmó que al hablar de la actual situación dentro de las cárceles en donde se reciben a las personas con golpes, que la comida que se les brinda a los reos en muchas ocasiones está en estado de putrefacción; que la cantidad de agua para los mismos es mínima o muy poca; que no pueden ir al baño o las condiciones mismas en que deben de dormir parados o sentados; entre otras situaciones, “eso ya da cuenta de un trato cruel, de un trato inhumano, de un trato degradante”.


De acuerdo con la Convención contra la Tortura y Otros Tipos o pena Crueles, inhumanos o Degradantes, el cual El Salvador ha ratificado, la tortura se entiende por “todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia”, según el artículo 1 de este tratado.


La especialista también sostuvo que las afectaciones de los derechos humanos de familiares de detenidos al no saber dónde están sus seres queridos o no saber el estado de salud “implican una afectación a nivel psicológico emocional muy grande”.


“A nivel nacional e internacional la tortura está prohibida y la pena no prescribe”, aseveró Santos.


La directora instó al Estado salvadoreño a atender las recomendaciones que diferentes organismos internacionales le han señalado y ser parte del Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Pena Crueles, Inhumanos o Degradantes, con el que se accedería a un comité de Naciones Unidas a viajar a El Salvador y realizar observaciones periódicas con el fin de prevenir este tipo de situaciones y que el Estado rinda cuentas.

Con edición de Diego Hernández

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Envían informe sobre situación de justicia transicional en El Salvador para el Examen Periódico Universal de la ONU

La Mesa Contra la Impunidad en El Salvador (MECIES) envió un informe a la Organización …

Deja una respuesta