El presidente, Joe Biden, anunció este jueves media docena de medidas para limitar las armas en el país presionado por los recientes tiroteos en California, Atlanta y Colorado, así como por la inacción del Congreso.

«La violencia con armas en este país es una epidemia y una vergüenza internacional», dijo desde la Casa Blanca. Y condenó el tiroteo sucedido este miércoles en Carolina del Sur en el que fallecieron cinco personas, entre ellas, dos menores.

«No hay razón para que alguien necesite tener un arma de asalto con un centenar de proyectiles», sentenció.

«La idea según la cual algunas de las cosas que estamos recomendando son contrarias a la constitución es simplemente extraña», dijo Biden.

Entre las iniciativas que el fiscal general Merrick Garland anunció en el acto se destaca una que busca frenar la proliferación de armas de fabricación casera, conocidas como ghost guns (armas fantasma).

Las ghost guns permiten, a partir de kits con piezas, ensamblar armas en «solo media hora», apuntó Garland, que son difíciles de rastrear para las autoridades dado que carecen de número de serie.

El Departamento de Justicia emitirá una propuesta de ley que exige que estos kits de armas sean tratados como armas de fuego según la Ley de Control de Armas, lo que requeriría que las piezas estén fabricadas con números de serie y que los compradores reciban controles de antecedentes.

Biden reiteró su llamado para que el Senado retome las medidas aprobadas por la Cámara de Representantes para promulgar una legislación universal para verificar los antecedentes de quienes compran armas.

El mandatario dijo que el Departamento de Justicia también publicará un modelo de legislación de «bandera roja» para los estados que permitirá a la policía y a los familiares solicitar a una corte que retire temporalmente las armas de fuego a las personas que puedan representar un peligro para sí mismas o para los demás.

Vía: Noticias Telemumdo.

Deja una respuesta