El presidente, Joe Biden, presentó un plan para abordar el aumento de la violencia armada alrededor de Estados Unidos que tiene un foco especial en atajar a los vendedores de armas que violan la ley y proveen a personas sin el debido chequeo de antecedentes. 

Biden anunció que su Administración tendrá una política de «cero tolerancia» para garatizar que estos traficantes «vendan muerte y caos» en las calles del país.

«Estamos anunciando medidas severas contra el flujo de armas utilizadas para cometer delitos violentos», dijo en un discurso desde la Casa Blanca en el que abordó el aumento de los delitos violentos en todo el país. «Habrá cero tolerancia para quienes violan intencionalmente las leyes y regulaciones clave existente», mencionó.

Su estrategia abordará cinco áreas clave:

1- Detener el flujo de armas de fuego utilizadas para cometer actos de violencia.

2- Proporcionar más recursos a las fuerzas del orden.

3- Invertir en intervenciones de violencia comunitaria.

4- Ampliar los programas de verano y las oportunidades de empleo, especialmente para los jóvenes.

5- Ayudar en la reinserción comunitaria a personas que han pasado por prisión.

Deja una respuesta