El nuevo Gobierno de EE.UU. suspende temporalmente la venta de aviones de combate F-35 a Emiratos Árabes Unidos (EAU) y de bombas inteligentes a Arabia Saudí.

El secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, ha informado este miércoles que la medida responde a la necesidad de revisar si las referidas ventas se adecúan o no a las nuevas estrategias de la política exterior del país norteamericano.

Pese a que el Departamento de Estado de EE.UU. no ha mencionado cuánto tiempo durará la suspensión, los medios locales han indicado que podría tardar años.

Los mencionados acuerdos fueron alcanzados durante el mandato del expresidente norteamericano Donald Trump y el caso de los EAU fue aprobado también por el Congreso de EE.UU.

El convenio incluía la venta de 50 aviones de combate F-35 de la compañía Lockheed Martin, por un valor de 23 370 millones de dólares, y fue sellado después de que las autoridades de Abu Dabi convinieran normalizar sus lazos con el régimen de Israel, bajo la mediación de Trump. Los medios estadounidenses sostienen que la decisión de la Administración del nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, de cancelar el acuerdo de venta afectaría al acuerdo de paz alcanzado con Israel.

Deja una respuesta